Sala de Prensa Tecnológica/ La Rueda Prensa/Por Armando Cedeño G 


Cada 22 de abril se celebra a nivel mundial el Día de la Tierra. Un día dedicado para recordar la magnificencia de este hermoso mundo que acoge a toda humanidad y la vida conocida.

Pero esta celebración pretende ir más allá. El 22 de abril es también un día para reflexionar, para aprender y para conservar. Porque la Tierra es el hogar de todos, por lo tanto, el deber como ciudadanos es conocer y cuidar el hogar.

Por todo lo dicho anteriormente, honrar al pequeño planeta azul por un solo día al año no es suficiente (al igual que otras fechas conmemorativas ), es por este motivo que desde la sección de Ciencia y Tecnología de La Rueda Prensa le dedicará al hogar de todos una semana especial: la Semana de la Tierra. Y qué mejor manera de loar a este hermoso mundo que divulgando los medios de obtención de energía limpia y renovables.

Las energías renovables y limpias son el futuro, y con mucho margen de mejora todavía. Es cierto que no son infalibles, que tienen sus pros y sus contras, pero es lo mejor para gozar de un ambiente más limpio donde los niños jueguen, los turistas se encanten, y los mayores se regocijen.

Pero antes de continuar. ¿De dónde surge el Día de la Tierra?

Origen del Día de la Tierra

Los orígenes de esta fecha conmemorativa se remonta a los movimientos ambientalistas en los Estados Unidos de los años 60.

En esa época, no era fuera de lo común que el humo de los carros y las fábricas enturbiara la visión de peatones y conductores. Este, junto al descontento generalizado en la población por los derrames de petróleo, la contaminación de los ríos y falta de políticas ecológicas, impulsó al senador por Wisconsin Gaylord Nelson a iniciar campañas en favor del medio ambiente. En 1969, inspirado por las protestas en contra de la Guerra de Vietnam, Nelson convocó la propia en pro a la causa ecológica.

Al año siguiente, precisamente el 22 de abril de 1970, se celebró el primer Día de la Tierra en Estados Unidos. A la manifestación concurrieron un aproximado de 20 millones de personas aproximadamente.

En su tiempo, fue el evento cívico más grande del mundo. Por lo tanto, obligó a los gobiernos a tomar medidas concretas y a establecer agencias dedicadas al medio ambiente.

Otro evento con notoriedad de la época fueron las fotos tomadas por la misión del Apollo 8. Imágenes como el Amanecer de la Tierra (Earthrise) generaron un impacto inmediato. Más personas se unían a la causa ecológica y hasta inspiró la creación de organizaciones como Médicos Sin Fronteras.

Décadas más tarde, en el año 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 22 de abril como el Día internacional de la Tierra.



¿Por qué cuidar el medio ambiente?

La falta de compromiso ambiental acarrea una serie de peligros que incumbe a todas las personas. La extinción de especies animales y vegetales, la pérdida de biodiversidad, la contaminación del agua y del suelo traen consigo consecuencias adversas. Afectan el funcionamiento del ecosistema ocasionando alteraciones en los bienes y servicios que estos proporcionan.

Los impactos en la biodiversidad altera la nutrición y la sanidad; generan nuevas enfermedades infecciosas y cambios en la distribución de los animales y plantas.

Abogar por la  conservación  del medio ambiente no es un mero capricho para únicamente proteger a los animalitos, y tampoco para subvertir la sociedad tal como se conoce. Todos los seres vivos modifican de una u otra forma su entorno y los seres humanos lo han venido haciendo desde la prehistoria.

Ser un conservador del medio se trata de respetar a tu ciudad, tu vida y a la de los demás. Entender que la exposición en demasía a el humo expelido por la combustión de los motores aumenta la posibilidad de enfermedades respiratorias. Comprender que en la basura de las calles proliferan bacterias y parásitos. Y asimilar que una deficiente recolección de desecho sólidos esteriliza los suelos y pervierte las aguas subterráneas.

La Rueda Prensa Los invita a seguir las próximas novedades de la Semana de la Tierra.


 

Por laruedaprensa.com

En laruedaprensa.com desarrollamos nuestro contenido respetando los derechos de autor. Citamos la fuente y defendemos el periodismo tecnológico. Los contenidos redactado por nuestros periodistas y colaboradores llevan su crédito en autoría. No al plagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *