Sala de Prensa Tecnológica.-

Daisy Rivas, residente del edificio City Park, recibió un tiro en el estómago. La víctima estaba cocinando y su esposo la llamó por teléfono para pedirle que se resguardara. La tarde del viernes miembros de la megabanda del Coqui, presuntamente, intentaron tomar un comando de la Guardia.

Caracas. La madrugada de este sábado, 20 de marzo, falleció Deisy Rivas, que recibió una bala perdida en el estómago durante el tiroteo en la Cota 905, la tarde del viernes 19 de marzo.

La mujer, de aproximadamente 60 años de edad, estaba cocinando en su apartamento, ubicado en el piso dos de las residencias City Park, en la avenida Páez de El Paraíso.

Su esposo la llamó por teléfono para pedirle que se resguardara del enfrentamiento. Los vecinos escucharon los gritos de la señora Deisy, que caminó hasta el pasillo donde fue auxiliada.

La tarde del viernes 19 de marzo se registró un tiroteo en la Cota 905. De acuerdo con fuentes extraoficiales, presuntamente miembros de la megabanda del Coqui intentaban tomar un comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Sin embargo, esta información no fue confirmada oficialmente.

El tránsito en la autopista Francisco Fajardo fue restringido y varios vehículos quedaron atrapados en el túnel hacia El Paraíso.

Assunta Feliciani, vecina de la víctima, contó que la trasladó en su vehículo hasta el Pérez Carreño, en vista de que no llegaba alguna ambulancia, presuntamente por el tiroteo. La víctima fue operada de emergencia, la bala le perforó el hígado, el colon y el páncreas.

“Ella solo nos pedía que no llamáramos a su esposo y que la ayudáramos. Todos le pedíamos que no se durmiera, ella estuvo consciente hasta que llegó al hospital. Tenía el impacto en el estómago”, dijo a Crónica.Uno.

Allegados a la víctima comentaron que tenía dos hijos, que viven fuera de Venezuela.

Aproximadamente a las 7:30 p. m. del viernes todavía los vecinos de El Paraíso escuchaban detonaciones esporádicas. Vecinos de residencias Victoria y el Conjunto Residencial El Paraíso, conocido como los marrones, reportaron balas perdidas dentro de los apartamentos.

Se conoció de manera extraoficial que cuatro cadáveres fueron arrojados por el bajante de los túneles que dan hacia El Paraíso. Se presume que son miembros de la megabanda Carlos Luis Revete, conocido como el Coqui, quienes al parecer rompieron los códigos del grupo delictivo al cometer robos durante el tiroteo.

Un hombre que transitaba por la autopista fue despojado de su moto. En un video aficionado se observó a la víctima suplicarle a los delincuentes que no le disparan, porque él “era médico del Hospital Clínico”.

 

CRONICA UNO

Por laruedaprensa.com

En laruedaprensa.com desarrollamos nuestro contenido respetando los derechos de autor. Citamos la fuente y defendemos el periodismo tecnológico. Los contenidos redactado por nuestros periodistas y colaboradores llevan su crédito en autoría. No al plagio.

Deja un comentario