Sala de Prensa Tecnológica/ La Rueda Prensa/Por Armando Cedeño G 


“Nosotros escogemos ir a la Luna en esta década y lograr otras cosas, no porque sean ellas fáciles, sino porque son difíciles”. Con esas palabras John. F Kennedy inauguraba lo que más adelante se convertiría en uno de los periodos con mayor relevancia, no solo de los Estados Unidos, sino también de la Humanidad: la carrera espacial, cuyo desenlace desembocaría en la llegada del ser humano a la Luna.

Han pasado casi 52 años desde ese mítico “gran paso para la humanidad”, y cerca de 49 años desde el último alunizaje tripulado.

A pesar de tantas décadas, los científicos e ingenieros de diversas naciones han estado más activos que nunca para establecer una robusta presencia humano-robot sobre y alrededor de la Luna, y más allá. Hoy en día, la humanidad está más cerca que nunca para repetir ese “gran paso”.

Misión Artemisa

El programa Artemisa, nombrada así en honor a la diosa griega de la Luna y también hermana gemela de Apollo, tiene sus orígenes a mediados del año 2011, cuando la NASA desarrollaba su expedición lunar para el 2028; sin embargo, el 24 de marzo del 2019, el Gobierno Federal reta a la agencia espacial a llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna para el año 2024, cuatro años antes de lo establecido.

Este cambio repentino hizo que la agencia se reestructurara completamente, aún así para mediados del 2020 presentaron su nuevo calendario y plan de acción. La misión consta de varias etapas o fases que deben ser cumplidas a cabalidad para que alunizaje tripulado sea exitoso.

¿Por qué ir a la Luna?

Existen numerosas razones por las que los viajes de exploración lunar están justificados, tanto por razones científicas como económicas.

Las razones científicas comprenden varios tópicos, desde entender mejor los procesos geológicos y el impacto de la relación Tierra-Luna; investigar y mitigar los riesgos de la exploración en humanos. Razones económicas tales como el desarrollo de nuevas tecnologías, y generar nuevos campos de empleos.

La NASA se encuentra en desarrollo de la Gateway, una estación espacial que orbitará a la Luna para que sirva como puente entre la Tierra y la superficie lunar.

La misión lunar es además el primer paso para la tan ansiada exploración de Marte, y más allá.

Fases de la misión Artemisa

Un viaje tan importante y peligroso como llevar seres humanos a la superficie lunar requiere de un gran esfuerzo, la seguridad de la tripulación siempre será lo más importante.

El primer paso es desarrollar los medios de transporte y hospedaje. Para ello la NASA cuenta con el Sistema de Lanzamiento Espacial, el cual es el cohete de mayor potencia diseñado hasta el momento; la capsula Orión, el cual es el módulo donde habitarán los astronautas y tendrá provisiones para más de 21 días; la estación Gateway, cuyas primera y segunda etapa serán puesta en orbita entre este año 2021 y el próximo año; y los repartidores, que son robots y cápsula diseñadas para el transporte de provisiones y equipos.

La misión será dividida en tres partes. Artemisa I: se enviará el cohete y la capsula Orión sin tripulación para garantizar que funcionen debidamente, además de transportas los equipos pertinentes.

Artemisa II: lanzamiento tripulado y solo orbital para verificar los sistemas.

Artemisa III: fase final, lanzamiento tripulado que transportarán a la primera mujer y al próximo hombre a la superficie lunar.

Por laruedaprensa.com

En laruedaprensa.com desarrollamos nuestro contenido respetando los derechos de autor. Citamos la fuente y defendemos el periodismo tecnológico. Los contenidos redactado por nuestros periodistas y colaboradores llevan su crédito en autoría. No al plagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!